26 de febrero de 2016

TIPS PARA UNA HABITACIÓN DE BEBÉ PERFECTA


La entrada de hoy es muy especial por diferentes motivos. Primero porque era una entrada que desde que empecé con Mami a la Moda sabía que quería hacer. Segundo porque ha sido la primera entrada que he realizado en colaboración con el Blog de Tutete, el blog Chupetes personalizados.

Cuando me pidieron que hiciese una entrada bonita para su blog lo tuve claro. ¿Qué es lo primero en decoración infantil que buscamos? La primera habitación de nuestro hijo, inspiraciones para conseguir la mejor habitación de recién nacido.

Pues aquí la tenéis. La entrada completa podéis verla en este enlace pero quería compartir algunas ideas generales con vosotros. Espero que os inspire.



Recuerdo que cuando supe que estaba embarazada enseguida empecé a buscar ideas para la futura habitación de Ana. Aunque sabía que los primeros meses estaría en nuestra habitación yo quería tener lo máximo posible de la decoración hecha porque me hacía mucha ilusión. Con el tiempo me alegro de haberlo hecho porque hemos disfrutado mucho de ese espacio de la casa, para mi el más bonito la verdad.

Aunque a priori puede parecer que las propuestas que hago son para sitios grandes o con grandes inversiones de dinero os diré que la habitación de mi hija tiene una sensación cuando entras similar a estos espacios y realmente no tengo ningún mueble caro, al revés, son muebles que al final todos compramos, sólo hay que saber sacarles provecho. 


Lo que tenía claro es que no quería caer en el error de diseñar un espacio lleno de dibujos y colores porque aparte de hacer mucho más pequeñas las habitaciones en muy poco tiempo será excesivamente infantil y poco práctica. De verdad no imagináis lo que empequeñece una habitación la falta de luz o paredes llenas de colores oscuros o de gamas diferentes y no coordinadas...

Además los niños crecen rapidísimo por lo que pensar en una habitación funcional que pueda ir evolucionando con vuestro hijo para mi es la idea principal y la que tenemos que buscar. Esto nos permite comprar cosas duraderas y que nos servirán para mucho tiempo.


¿Cómo empezar? 

Aunque a veces no tenemos muchas opciones porque tenemos casas pequeñas o con pocas habitaciones, elije la habitación que te resulte más agradable en cuanto a temperatura y luz natural

Busca puntos de atención en la habitación que quieras potenciar: grandes ventanas, paredes que sirvan de cabeceros, zonas de lectura...

Huye de puntos de luz directos, utiliza lámparas auxiliares que creen un ambiente más acogedor y no olvides una luz de compañía especial para que el bebé esté tranquilo. Ahora mismo hay luces de compañía con diseños impresionantes que se convierten en el centro de atención de cualquier habitación.


Menos es mas

Imagina un espacio muy luminoso, de paredes en tonos neutros y muebles en tonos naturales y blancos.
Con el tiempo cambiamos de gustos y es mucho más fácil conseguir "una habitación nueva" simplemente cambiando la ropa de cama o complementos que pintando toda la habitación de nuevo.



Localiza las zonas imprescindibles

Existen 5 zonas que para mí son imprescindibles en una habitación de un bebé

- Zona de descanso
- Zona de lactancia
- Zona de aseo
- Zona de almacenamiento
- Zona de juegos

Elije la zona de descanso en la parte de la habitación que te permita pasar de una cuna a una camita, así tendrás ya el diseño general realizado.


Junto a una buena zona iluminada de manera natural crea un bonito espacio de lactancia. Cuando crezca ese espacio será una zona perfecta o bien para ampliar como zona de juegos o bien para mantenerlo y convertirse en vuestro sitio especial para leer cuentos antes de dormir y acompañarle si lo necesita hasta que se duerma.


Unifica la zona de almacenamiento y aseo. Yo tengo una cómoda muy sencilla sobre la que he colocado un cambiador. Ganas en espacio y permites tener mayor zona de juego.



La zona de juegos en los primeros años es muy fácil de conseguir. En mi caso es una estantería con cajas extraíbles donde guardamos juguetes y nos sirve de pequeño escritorio y junto a ella una alfombra de algodón que se puede lavar una y otra vez en la lavadora. Ana puede coger lo que quiera por ella misma y estéticamente da la sensación de que todo está recogido.

¿Y en las paredes qué pongo?

Guirnaldas, láminas separadas en colores bonitos, vinilos, luces, escaleras que pueden servir de estanterías, baldas para exponer libros que hacen la función de cuadros...y nada más, no necesitas nada más.


Créditos: Todas las imágenes son vía pinterest que podéis visitar en mi perfil @mamialamoda para conocer sus autores. Si queréis ver la entrada completa entra en el blog de Tutete que seguro que os gusta mucho.

¿Qué estilos os gustan a vosotras para las habitaciones de vuestros bebés?

3 comentarios:

  1. Me ha encantado esta entrada. Es genial, tengo la habitación de mi niño a medias y esto me ayuda bastante a idear algo mejor que lo que tengo ahora. ¡Gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Rut. Seguro que la habitación de tu pequeño está quedando preciosa

      Eliminar
  2. Me ha encantado esta entrada. Es genial, tengo la habitación de mi niño a medias y esto me ayuda bastante a idear algo mejor que lo que tengo ahora. ¡Gracias!

    ResponderEliminar